Las galletitas, un clásico argentino

galletitas

Las galletitas, un clásico argentino

12 kilos / consumo per cápita de galletitas

Es el segundo mercado del país en volumen de ventas, por detrás de las bebidas, y se nutre de una gran variedad de marcas y categorías que alimentan un negocio de $45.000 millones anuales. Tomando en cuenta estas cifras, no es de extrañar que sea en estas tierras donde el consumo per cápita de galletitas, que de ellas se trata, sea de los más altos del mundo: se comen aquí 12 kilos por persona al año, según datos de la industria.

Esta cifra de consumo local de galletitas duplica lo que se come por ejemplo en los Estados Unidos o México, y está por encima de la media de América Latina, que se ubica en seis kilos por habitante al año. Solo es superado por países como Bélgica y Holanda, que tienen un consumo de este producto de 15 kilos per cápita anual.

Se trata de un mercado ampliamente dominado por Arcor (que en 1996 le compró a Danone el 51% de las acciones de Bagley). En segundo lugar se encuentra Mondelez (que tiene en su portfolio marcas tradicionales como Terrabusi, Cerealitas y Express, entre otras). El resto está compuesto por un universo muy atomizado de marcas, entre las que se destacan PepsiCo, Tía Maruca, Don Satur, Frutigran, Gaona, Bauduco, Oblitas, Trío y Recital.

Uno de los secretos de este producto es que es fácil y barato de elaborar, y accesible para todos los niveles económicos. Por eso en 2018, un año que no fue bueno para el consumo en general en la Argentina, este mercado se mantuvo. En 2017 se había crecido 2%, pero el año pasado terminó con un empate; es decir, que no cayó ni subió.

Desde Mondelez, en tanto, destacaron que las galletitas son el principal producto dulce de la canasta básica, con una penetración de 99% en los hogares argentinos. Se trata de un segmento muy competitivo, con múltiples ocasiones de consumo. Y es, por lo tanto, una categoría en constante crecimiento.



Abrir chat